Método Montessori

Por qué y Cómo lo usamos.

“El niño que tiene libertad y oportunidad

de manipular y usar su mano en una

forma lógica, con consecuencias y

usando elementos reales, desarrolla

una fuerte personalidad” (M. Montesori

Creadora del  Montessori)

Mitos del Método Montessori

"La esencia de la educación Montessori es ayudar al niño en su desarrollo y ayudarlo a adaptarse a cualquier condición que el presente le requiera"

(María Montessori)

Mito 1

 

"Con el método Montessori,

los Niños hacen lo

que quieren"

Este es el prejuicio más extendido del funcionamiento de las escuelas Montessori, y también el más

alejado de la realidad.

La verdad es que los niños quieren lo que hacen. Los niños no hacen cualquier cosa en cualquier momento. Todo lo contrario. Los niños hacen todo aquello que necesitan para su desarrollo.

 

El niño se mueve con libertad en un entorno cientificamente estructurado y con límites claros, ellos respetan los limites sin necesidad de

premios ni castigos.

Mito 2

 

"El método Montessori no

sigue un Programa

Curricular"

En realidad ampliamos el programa curricular tradicional.

 

Al ser una metodología centrada en las etapas del niño, la preparación del ambiente y de los materiales, el estándar exige ampliar el programa curricular tradicional bajo una planificación rigurosa de los aspectos que forman la integralidad

de un ser humano.

 

Esto se traduce en un programa curricular totalmente congruente

con los objetivos ministeriales. Los niños superan ampliamente el programa curricular tradicional.

Mito 3

 

"Los niños Montessori no

tienen buen rendimiento

en SIMCE o PSU"

Varios estudios evidencian que los

niños egresados de la educación Montessori han obtenido un

promedio de puntaje ampliamente mayor que los niños con un

sistema de  educación tradicional.

Además de obtener muy buenos resultados académicos, los niños Montessori no pierden el interés por aprender, tienen más madurez, confianza y seguridad.

 

Dado que desde pequeños eligen lo que quieren, tienen muy clara su elección a la hora de decidir

qué estudiar.

Mito 4

 

"La adaptación de un niño Montessori al sistema

tradicional es muy difícil"

La filosofía Montessori da a los niños

las herramientas necesarias para desenvolverse con seguridad y eficacia en la vida, de forma totalmente independiente del entorno.

 

El niño desarrolla habilidades necesarias para adaptarse a cualquier contexto. 

Mito 5

 

"El modelo de Educación Montessori es para

ciertos de niños"

Mas bien la Educación Montessori

es para ciertos Padres.

Todos los niños se desarrollan de la misma forma, y la educación

Montessori se centra en ese desarrollo, sin embargo es necesario que los Padres compartan esta visión educativa.

Mito 6

 

"La educación Montessori

es un método obsoleto

y desactualizado"

El sistema fue creado en el siglo XX por la Doctora María Montessori, quien estudió científicamente los niños en distintos países del mundo.

En base a sus descubrimientos, desarrolló el método Montessori, que cada vez recibe más respaldo de la neurociencia.

Por qué el Método Montessori

“El niño que tiene libertad y oportunidad de manipular y usar su mano en una forma lógica,

con consecuencias y usando elementos reales, desarrolla una fuerte personalidad”

(María Montessori - Creadora del Método Montessori)

La metodología Montessori se caracteriza por entregarle al niño un ambiente armónico, ordenado y científicamente preparado para su aprendizaje donde cada elemento tiene su propósito. El salón integra edades agrupadas en períodos de 3 años, lo que promueve naturalmente la socialización, el respeto y la solidaridad.

La libertad se desarrolla dentro de límites claros que permiten a los niños convivir en esta pequeña sociedad que es su salón. El adulto es un observador y un guía; ayuda y estimula al niño a desarrollar todo su potencial permitiéndole actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior.

 
 

Metodología de Montessori

"El niño no es un vaso que llenar, sino una fuente que debemos dejar que brote"

(María Montessori - Creadora del Montessori)

1. Grupos Multiedad

Dentro de una misma sala reunimos niños de distintas edades:

  • Comunidad Infantil: que reúne niños de 2 años

  • Casa de Niños: que reúne niños de 3 a 6 años

Esto es parte importante del método Montessori, porque genera sorprendentes dinámicas entre los niños de emulación y colaboración.

 

Los más pequeños se identifican con los mayores, y los observan para imitarlos. Mientras, los mayores progresan con más rapidez cuando ayudan a

trabajar a los más pequeños.

“Un niño que es capaz de volver a explicar un concepto a otro más pequeño, está alcanzando un nivel superior de dominio del concepto. Y, lo más importante, se vuelve consciente del camino que su mente ha recorrido. Todo ello incide positivamente en la autoconfianza y la autoestima”.

(María Montessori)

2. Ambiente Preparado

El ambiente que rodea al niño está científicamente preparado, creando espacios de interés para el niño. Un ambiente que le permite desarrollar su autonomía e independencia.

Es aquí donde se centra el mayor trabajo de las guías, porque mientras mejor preparado este el ambiente, más avanzará el niño en su tarea de autoconstrucción.

 

La misma importancia que tiene el útero para el bebé en gestación, la tiene el ambiente que rodea al niño. Éste debe ser nutritivo y contener en él, todo lo que el niño requiere para su desarrollo.

3. Libertad de Elección

En esta etapa de autoconstrucción, priorizamos las actividades individuales frente a las colectivas. El niño se dirige solo hacia el material que él elige o aquél del que

prefiere para aprender.

La libertad de elección permite al niño conectarse con sus propios intereses y validarse. El niño no hace lo que otros le dicen, el niño hace lo que su espíritu necesita en ese momento para su desarrollo y autoconstrucción.

Si necesita ayuda, ésta siempre la tendrá desde la atenta mirada de nuestras guías. Con la libertad de elección, nuestros niños fortalecen su autoconfianza cada día. 

4. Límites Claros

La definición de limites claros es tremendamente importante en esta etapa. El niño necesita saber muy claramente qué está bien y qué está mal, lo necesita para

una autoconstrucción sana y ordenada.

Los límites que establecemos definen el cuidado de sí mismo, el cuidado de su ambiente y el cuidado de sus compañeros.

5. No Premios, No Castigos

No utilizamos premios ni castigos porque son formas de modelar la conducta de forma externa y no por su propio deseo.

 

En Mahay velamos para que el niño florezca su autodisciplina, que es la que finalmente modela la conducta del niño. De esta forma,  vela por el bien común, respetándose a sí mismo, para luego respetar a los demás y a su entorno.

6. Libertad de Movimiento

El salón está metódicamente preparado para que el niño pueda circular por donde necesite con autonomía y seguridad.

 

El niño tiene total libertad de movimiento en la sala, incluso cuando necesitan ir al baño. Las intervenciones de la guía deben ser las mínimas que el niño necesite.

¿Quieres Saber Más de Nosotros?

Déjanos un mensaje. Te Atendemos a la Brevedad.

Visítanos en las Redes

 

ES

if_United-States_flat_92406.png

La Higuera 2269 La Dehesa, Santiago  |   contacto@mahay.cl   |   +56 9 9218 7073